Páginas vistas en total

viernes, 30 de julio de 2010

84.01 Reactores nucleares







84.01 REACTORES NUCLEARES; ELEMENTOS COMBUSTIBLES (CARTUCHOS) SIN IRRADIAR PARA REACTORES NUCLEARES; MAQUINAS Y APARATOS PARA LA SEPARACION ISOTOPICA.
8401.10 – Reactores nucleares.

I. REACTORES NUCLEARES
Los términos reactores nucleares designan, en general, el conjunto de los aparatos y dispositivos contenidos en el recinto de la pantalla biológica, incluida, eventualmente, la propia pantalla, así como los demás aparatos y dispositivos colocados en el exterior de esta zona, siempre que formen cuerpo con los colocados en el interior.
Un reactor nuclear comprende generalmente:
A) El núcleo constituido por:
1) El combustible (fisionable o fértil) que puede encontrarse disuelto o disperso en el moderador (reactores homogéneos), o bien agrupado en los elementos combustibles (cartuchos) (reactores heterogéneos).
2) El moderador y, eventualmente, el reflector de neutrones (berilio, grafito, agua ordinaria, agua pesada o ciertos hidrocarburos, tales como el difenilo o los terfenilos).
3) El fluido refrigerante, necesario para la eliminación del calor desprendido por el reactor (gas carbónico, helio, agua natural, agua pesada, sodio o bismuto fundidos, mezcla fundida de sodio y de potasio, sales fundidas, ciertos hidrocarburos, etc.). Sin embargo, frecuentemente el moderador realiza también la función de refrigerante.
4) Las barras de control o de seguridad, de materias que tengan una gran potencia de absorción de neutrones (tales como el boro, el cadmio, el hafnio) o de aleaciones, dispersiones o compuestos de estas materias.
B) La estructura mecánica (cuba, retículo para la colocación de los elementos combustibles (cartuchos), tuberías para la circulación del fluido refrigerante, válvulas, mecanismos para guiar y dirigir las barras de control y de seguridad, etc.).
C) El conjunto de aparatos de medida, de regulación automática y de control (fuentes de neutrones, cámaras de ionización, termopares, telecámaras, aparatos para medir la presión o el caudal, etc.).
D) La camisa térmica y la pantalla biológica (de acero, hormigón, plomo, etc.).
En las centrales nucleares principalmente, algunas máquinas, determinados aparatos y dispositivos, excepto los indicados anteriormente, pueden estar colocados en el interior de la pantalla biológica. Estas máquinas, aparatos y dispositivos no adquieren por ello el carácter de partes de reactores nucleares y, en consecuencia, deben seguir su propio régimen (véanse las exclusiones c) a ij)).
Sin embargo, la naturaleza, las características y el modo de ensamblarse las partes constitutivas pueden ser fundamentalmente diferentes. Por ello, los reactores nucleares se clasifican generalmente:
1) Según la energía de los neutrones que propagan la reacción en cadena: en reactores térmicos, intermedios o rápidos.
2) Según el modo en que se reparte la materia fisionable en el núcleo del reactor: en homogéneos o heterogéneos.
3) Según el uso a que se destinan: en reactores de investigación, para la producción de isótopos, para ensayo de materiales, para transformar una materia fértil en fisionable (convertidores o autogeneradores), para la propulsión, para la producción de energía térmica o eléctrica, etc.
4) Según la naturaleza de las materias empleadas o la tecnología de funcionamiento: en reactores de uranio natural, de uranio enriquecido, de uranio torio, de sodio grafito, de gas grafito, de agua a presión, de agua pesada a presión, de agua en ebullición, de piscina, con moderador orgánico, etc.
En general, las dimensiones de un reactor son por lo menos críticas para que la fuga de neutrones hacia el exterior no sea nunca suficiente para extinguir la reacción en cadena. Sin embargo, en algunos casos, se utilizan conjuntos subcríticos que funcionan con una fuente adicional de neutrones. Los reactores subcríticos se clasifican igualmente en esta partida.
Las partes de reactores nucleares presentadas aisladamente se clasifican, en general, de acuerdo con las disposiciones de la Nota 2 de la Sección XVI.
En consecuencia, se clasifican en esta partida como partes de reactores nucleares, principalmente, las barras de control o de seguridad y los mecanismos correspondientes, las fuentes de neutrones montadas para iniciar la reacción de fisión del reactor, la vasija, el retículo para la colocación de los elementos combustibles (cartuchos) y los presurizadores para reactores de agua a presión.
Por el contrario, no se consideran partes de reactores nucleares:
a) Los bloques de grafito (partida 38.01 o 68.15), de berilio (partida 81.12) o de glucina (óxido de berilio)
(partida 69.14).
b) Los tubos de metal de forma especial o incluso simplemente conformados, que se presenten sin ensamblar, aun en el caso de que estén manifiestamente destinados a la fabricación de reactores nucleares (Sección XV).
c) Los generadores de vapor (partida 84.02).
d) Los intercambiadores de calor (partida 84.04 u 84.19).
e) Las turbinas de vapor (partida 84.06).
f) Las bombas (partidas 84.13 u 4.14).
g) Los sopladores (partida 84.14).
h) Los aparatos para la desmineralización del agua (partidas 84.19 u 84.21, generalmente).
ij) Los aparatos para la carga o extracción de los elementos combustibles y los puentes grúa (partida 84.26, generalmente).
k) Los manipuladores mecánicos a distancia para productos radiactivos (partida 84.28).

Reactor nuclear.
Un reactor nuclear es un dispositivo en donde se produce una reacción nuclear controlada. Se puede utilizar para la obtención de energía en las denominadas centrales nucleares, la producción de materiales fisionables, como el plutonio, para ser usados en armamento nuclear, la propulsión de buques o de satélites artificiales o la investigación. Una central nuclear puede tener varios reactores. Actualmente solo producen energía de forma comercial los reactores nucleares de fisión, aunque existen reactores nucleares de fusión experimentales.

La potencia de un reactor de fisión puede variar desde unos pocos kW térmicos a unos 4500 MW térmicos (1500 MW "eléctricos"). Deben ser instalados en zonas cercanas al agua, como cualquier central térmica, para refrigerar el circuito, y se emplazan en zonas sísmicamente estables para evitar accidentes. Poseen grandes medidas de seguridad. No emiten gases que dañen la atmósfera pero producen residuos radiactivos que duran decenas de miles de años, y que deben ser almacenados para su posterior uso en reactores avanzados y así reducir su tiempo de vida a unos cuantos cientos de años.


Aplicaciones
Generación nuclear:
Producción de calor para la generación de energía eléctrica
Producción de calor para uso doméstico e industrial
Producción de hidrógeno mediante electrólisis de alta temperatura
Desalación
Propulsión nuclear:
Marítima
Cohetes de propulsión térmica nuclear (propuesta)
Cohetes de propulsión nuclear pulsada (propuesta)
Transmutación de elementos:
Producción de plutonio, utilizado para la fabricación de combustible de otros reactores o de armamento nuclear
Creación de diversos isótopos radiactivos, como el americio utilizado en los detectores de humo, o el cobalto-60 y otros que se utilizan en los tratamientos médicos
Aplicaciones de investigación, incluyendo:
Su uso como fuentes de neutrones y de positrones (p. ej. para su uso de análisis mediante activación neutrónica o para el datado por el método de potasio-argón).
Desarrollo de tecnología nuclear